"Estoy viviendo un sueño"

imagen

Rodrigo Rojo se sumó a los trabajos del plantel campeón uruguayo. "Sentía que podía llegar algo bueno", afirmó el lateral izquierdo de 28 años después de su primer entrenamiento en Los Aromos.

Hace seis meses, Rodrigo Rojo pasó por uno de los peores momentos de sus 28 años de vida; perdió a su madre. Pero hoy siento que le está cumpliendo un sueño a ella, además de uno personal: llegar en Peñarol. "Sabía que mi mamá tenía preparado algo para mí. Donde esté, lo está disfrutando igual que yo", afirma con emoción el recién llegado al plantel campeón uruguayo.

El lateral se sumó a los trabajos en Los Aromos, viviendo "un día inolvidable. Estoy viviendo un sueño". Fue presentado por Leo Ramos a sus nuevos compañeros e inmediatamente a la cancha, a trabajar para los grandes desafíos que le esperan. "Después de estos últimos meses en Nacional de Paraguay, donde jugué siempre y equipo con el que hicimos una buena Copa Sudamericana, sabía que podía venir algo bueno", dice.

Se formó en River Plate, pero debutó en Primera división en Rampla Juniors, siendo compañero de Marcel Novick, hoy de vuelta su compañero. Luego pasó por Fénix, tuvo un periplo europeo por Bélgica y Hungría, volviendo a Uruguay para defender a Sud América y nuevamente a Fénix. Luego, a Paraguay: primero Olimpia y por último Nacional.

"Fue especial volver a Los Aromos", cuenta. Y se extiende: "Yo de chico venía con mi padre y mi tío a ver las prácticas. Hoy tener la chance de estar de este lado es increíble, soñado, especial. Sé la responsabilidad que tengo de defender esta camiseta y me siento preparado".

Puede encontrar este contenido en http://www.xn--pearol-xwa.org/hnnoticiaj1.aspx?5547,2