“Hay objetivos personales y sobre todo grupales muy importantes por delante”

imagen

Agustín Canobbio, campeón sudamericano Sub 20 con la selección de Uruguay en 2017, se integró a los trabajos del plantel que dirige Leo Ramos. Procedente de Fénix, el delantero de 19 años llega para defender el título carbonero.

"¡Qué linda te queda esa ropa!", le gritó Fabián Estoyanoff a Agustín Canobbio apenas lo vio sumarse al plantel. "Me había mandado un mensaje el ‘Lolo' para saber si era verdad que se había concretado el pase y cuando le dije que sí rápidamente se puso a disposición. Eso fue de una tranquilidad importante para mí. Hoy ya me dio la bienvenida junto al resto del grupo", cuenta el delantero que se incorpora al plantel que dirige Leo Ramos.

"Me recibieron muy bien los compañeros, ya conocía a algunos y la verdad es que se hizo linda la práctica, muy intensa. Hasta llegar acá a Colonia era tremenda la ansiedad, desde Montevideo el viaje se me hizo larguísimo. Pero ahora ya estoy acá, hay que ponerse a trabajar", dice Agustín, campeón sudamericano Sub 20 con la selección de Uruguay en 2017 y mundialista de la categoría el mismo año. Llega a Peñarol procedente de Fénix, donde jugó 41 partidos oficiales en Primera división.

"No paré de entrenar desde que terminó el torneo; claro que no es lo mismo que estar integrado a un grupo, pero seguramente estaré muy bien pronto. Es la segunda pretemporada de Primera división que hago, hay que acostumbrarse", cuenta el jugador, de 19 años.

Para Canobbio, estar en Peñarol es especial. "Es un orgullo, por mi familia. Mi abuelo era hincha a muerte de Peñarol y para toda la familia es algo especial que esté acá. No paraban de mandarme mensajes, no me dejaban hacer la valija para venirme hoy temprano de tanta llamada de familiares y amigos que saben lo que significa esto para mí. Pero ahora ya estoy acá y tengo que enfocarme en aprovechar esta chance que me dan", afirma.

Agustín sabe al lugar que llegó: "estar en el cuadro más grande de Uruguay es algo que me va a quedar para siempre, como las lindas experiencias que me tocaron vivir con la selección juvenil. Ya me llenaba el pecho de orgullo el solo hecho que se hablara de mí, ahora que llegué tengo que disfrutarlo con la responsabilidad que conlleva. Hay objetivos personales y sobre todo grupales muy importantes por delante".

Puede encontrar este contenido en http://www.xn--pearol-xwa.org/hnnoticiaj1.aspx?5534,2